Relevo en la rectoría de San Luis Gonzaga

Tras cinco años y medio como rector del Colegio San Luis Gonzaga, el padre Juan Pablo González S.J., entregará su cargo, al también sacerdote, Álvaro Vélez Escobar S.J. Como política, la Compañía de Jesús determina que el periodo máximo para los puestos directivos es de seis años, sin embargo, a González, le fue anticipado su cambio debido al nombramiento del nuevo provincial, Carlos Eduardo Correa S.J.


El funcionario saliente asumirá como rector del San Bartolomé La Merced, en Bogotá, centro educativo donde se formó como bachiller. "Quedo muy contento. El colegio queda funcionando muy bien, de hecho cuando me dieron la noticia, me dijeron que se debía a la buena gestión realizada en Manizales", contó.

¿Qué retos le quedan al San Luis Gonzaga?

Mantener el bilingüismo, invitar a más personas a que conozcan el enfoque educativo del colegio (hay mucha diversidad), subir el promedio en las Pruebas Saber 11, continuar con la conservación verde, consolidar las escuelas deportivas (es un tiempo libre bien utilizado), incluir en la educación las Tic, pero bien manejadas, y aumentar el número de inscritos.

¿Se ha reducido el número de matriculados?

Lo que sucede aquí pasa en todas partes. Bogotá, por ejemplo, se nota menos porque es más grande. Durante el año se retiran del Colegio, alrededor de 100 familias debido a cambio de ciudad, país, oferta de empleo y muy contados porque no les gustó la propuesta educativa. Manizales está un poco estancada, ya sea por vías, aeropuerto, crisis económica, falta de industria, dicen que esta ciudad es educativa, pero no hay ofertas de empleo para que llegue nueva gente. La calidad de vida, sin embargo, es muy buena, acá uno es más tranquilo y hace las cosas más fáciles.

Los colegios de calendario B continúan siendo mejores que los del A, según las Pruebas Saber 11, ¿cuándo se eliminará esta brecha?

Los colegios privados tienen intercambios estudiantiles, bachilleratos internacionales, cuentan con costos educativos superiores. No se puede comparar una educación formal que estudia hasta el mediodía, con una carga académica más fuerte de los privados que estudian hasta las 4:00 de la tarde. La parte lúdica, la interpretación de instrumentos y la disciplina que adquieren es distinta por la jornada extendida y la inyección económica. Para que se acabe la brecha se necesita de la integración del Estado, de la mejor formación de maestros y la consecución de recursos.

Tenga en cuenta

El padre Juan Pablo González S.J., también ha trabajado en centros educativos de Pasto, Bucaramanga y Barranquilla. De las tres ciudades, dice, se queda con Manizales por la calidad de vida que le ofrece.