Gotas de sabiduría del P. Gustavo Baena, S.J.

Columna de opinión de Gustavo Adolfo Ramírez García, miembro del Centro de Fe y Culturas, publicada en el periódico El Mundo, de la ciudad de Medellín, el pasado martes 01 de septiembre del presente año.


El 10 de agosto se realizó el lanzamiento del libro: “Revelación, Teología y Vida Cristiana”, obra del P. Gustavo Baena S.J., reconocido teólogo y un gran maestro de vida.

Este Jesuita que pasó muchos años estudiando Sagrada Escritura en Jerusalén y en otros países del mundo, después de casi 40 años como profesor de la Pontificia Universidad Javeriana, ha logrado una visión muy clara y al mismo tiempo simple del sentido del cristianismo que puede llenar de luz tantas oscuridades y contradicciones que a veces experimentamos en la fe.

Este libro contiene a modo de entrevistas, el abordaje de siete temas estructurales y básicos para la comprensión de la vida Cristiana: el capítulo 1 aborda el tema de Dios y las falsas imágenes que hemos construido culturalmente sobre Él (como guerrero, juez, ser omnipotente) y cómo aproximarnos a la imagen revelada por Jesús sobre lo que Dios estaba haciendo en él y en todos los seres humanos.

El segundo capítulo trata de las diferencias y también las proximidades entre la fe, la espiritualidad y la religión y nos ilumina esa relación entre fe y razón y fe y justicia; también sobre el sentido de la evangelización, las diferencias entre la antropología semita, la griega y la cristiana en cuanto a las concepciones de alma y espíritu, entre muchas otras.

El tercer capítulo nos aproxima al tema de la revelación tanto en el antiguo como en el nuevo testamento y cómo hay una comprensión progresiva que se ilumina con la experiencia pascual y se convierte en clave interpretativa para la revelación de Dios que sigue sucediendo en cada uno de nosotros y en las Culturas.

El cuarto capítulo nos ayuda a entender al Jesús histórico y también a Jesús como culmen de la revelación pues a través de Él pudimos comprender el actuar de Dios como acto creador continuo y por qué Jesús y también toda la humanidad es la presencia actuante y visible de Dios en el mundo. Este capítulo nos ayuda a entender el misterio de la encarnación, la trinidad, el sentido que tiene la resurrección y la salvación, entre otros.

El quinto capítulo nos lleva a pensar sobre el sentido esencial del cristianismo como una propuesta de construcción de seres humanos al estilo de Jesús, que viene realizando Dios desde el principio de los tiempos y que se reveló en Jesucristo. También se aborda en este capítulo el tema de la iglesia y su verdadero papel en el mundo de hoy como transmisora de la experiencia transformadora pascual, que nos puede ayudar a ser mejores seres humanos, poniéndonos compasivamente al servicio de los demás como lo hizo Jesús.

El sexto capítulo está dedicado a comprender el significado de la virgen María en la vida de la Iglesia, su papel mediador, los dogmas Marianos, el sentido de las advocaciones y lo que debería ser un verdadero culto a María. Y el séptimo capítulo aborda los siete sacramentos y el sentido que cada uno de ellos tiene en la vida del cristiano. Es un capítulo que nos ayuda a entender por qué la Iglesia ha evolucionado en su comprensión sobre los sacramentos como ritos puntuales y hoy los concibe como estados permanentes de las personas comprometidas, como mediadoras de la acción salvadora de Dios, por Jesucristo.

Los invito a degustar estas gotas de sabiduría de un maestro como es el padre Baena y a que se permitan abrirle un espacio a las preguntas profundas que seguramente les ayudarán a madurar en su vida de fe como me sucedió a mí y nos ponga en su camino hasta sentir que Dios nos habita amorosamente.