Día Mundial de las Personas en Situación de Desplazamiento y Refugio

Testimonio de Mujer colombiana en situación de desplazamiento forzado, 46 años.


“Nosotros somos desplazados pero tenemos dignidad: yo siempre lo digo, yo lo peleo. Yo soy desplazada pero tengo dignidad como persona, y puedo tener hasta más que ustedes aunque sea desplazada, porque yo no tengo la culpa de que a mí la violencia me haya tocado por allá”

Mujer colombiana en situación de desplazamiento forzado, 46 años.

El testimonio de esta mujer que representa la voz de millones en nuestro país y en el mundo que enfrentan la realidad del despojo, violaciones a los derechos humanos, desintegración familiar y hasta el rechazo de comunidades receptoras, pone en evidencia una de las crisis humanitarias más complejas que afronta la sociedad contemporánea: el desplazamiento forzado y el refugio.

De acuerdo cifras recientes, las víctimas de desplazamiento y refugio ha subido a escala épica en 2011. Se estima que el mundo viven 15. 2 millones en situación de refugio, 26.4 millones viven como desplazados internos y 895.000 personas están buscando asilo. En Colombia la cifra de desplazamiento interno supera ya los 5 millones*.

La razón de este problema que vive la humanidad tiene múltiples causas: conflicto armado, pobreza, desigualdad, incapacidad de los estados de proteger los derechos humanos de sus ciudadanos, gobernantes irresponsables que venden la riqueza natural de sus países a los intereses de multinacionales.

Estas víctimas claman justicia por parte de sus estados y solidaridad de la sociedad a la que pertenecen. En lo que respecta a Colombia, la impunidad por la comisión del delito del desplazamiento forzado, según la Corte Constitucional, es del 100%.

Vivimos en un mundo herido por el dolor de las víctimas que nos reclaman vencer la indiferencia para comenzar a cooperar en la transformación tanto de su realidad como de su entorno y contribuir así en la construcción de un espacio que puedan sentir propio.

Duarnte el mes de Junio del 2012 el Servicio Jesuita a Refugiados a nivel mundial conmemora el Día Mundial de las Personas Refugiadas y en Situación de Desplazamiento con el lema: “ANTE UN MUNDO HERIDO, UN CORAZÓN HOSPITALARIO”, esta es una invitación para continuar fortaleciendo el tejido social y promover la reconstrucción de proyectos de vida de los niños, niñas, mujeres y hombres refugiados o en situación de desplazamiento forzado reconociendo de manera especial la esperanza y el coraje que los caracteriza y aprendiendo de sus aportes a la vida de las comunidades y de la sociedad en general.

Visite www.8col.com para mayor información sobre esta conmemoración.