Con más de 200 asistentes se realizó el Encuentro de Formación Intersectorial

Entre el 2 y el 3 de agosto, se realizó en Barrancabermeja el Encuentro de Formación Intersectorial, con las delegaciones proveniente de los municipios donde se adelantan los dos convenios, como: Yondó, Cantagallo, Puerto Wilches, Sabana de Torres, San Martín, Betulia, Girón, Simití y Barrancabermeja, con el propósito de construir de forma participativa las estrategias municipales que permitan el fortalecimiento de la institucionalidad.


Contexto

El desarrollo de mega proyectos tales como la minería, el petróleo, y el agua, generan problemáticas que afectan a la comunidad en general y que tienen que ver con la presencia y asentamiento de nuevos trabajadores en las zonas de obras, lo que determina un crecimiento poblacional, que se ve reflejado en problemas ambientales, riesgos en la salud física y mental, precariedad en la atención e información referente a la salud sexual y reproductiva; aspectos que llevan al origen de nuevos factores de riesgo comunitario.

En este sentido La Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, adelanta tres importantes proyectos; el primero desarrollado en la zona de influencia del Proyecto Hidroeléctrico Sogamoso, denominado PROAS (Proyecto de Atención Psicosocial y Salud Sexual y Reproductiva) en convenio con la Diócesis de Barrancabermeja, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), e Isagen; el segundo se adelanta en Simití con el apoyo de la Agencia Católica de Inglaterra y Gales para el Desarrollo en el Extranjero (CAFOD), y el tercero corresponde al proyecto ECOSER que se adelanta con comunidades habitantes en cinco municipios donde Ecopetrol realiza obras de explotación petrolera.

El Encuentro Intersectorial

En este sentido durante el 2 y el 3 de agosto, se realizó el Encuentro de Formación Intersectorial, con las delegaciones proveniente de los municipios donde se adelantan los dos convenios, como: Yondó, Cantagallo, Puerto Wilches, Sabana de Torres, San Martín, Betulia, Girón, Simití y Barrancabermeja, con el propósito de construir de forma participativa las estrategias municipales que permitan el fortalecimiento de la institucionalidad, al igual que el de las redes sociales (mujeres, y jóvenes) en aspectos orientados a la promoción de la salud sexual y reproductiva.

Todo hace parte de un proceso de formación modular desarrollado paralelamente entre instituciones y comunidad, en diversos temas: fundamentos técnicos, normatividad y rutas de atención, “lo que hemos querido en este encuentro es que la gente pueda contar su programa, su proyecto o su propuesta y se pueda juntar en este proceso de intersectorialidad, para que se conviertan en hechos reales donde la comunidad participa y la institucionalidad le abre sus puertas, eso garantiza el mejoramiento del servicio, un mejor impacto, la demanda de estos servicios por parte de la comunidad y la sostenibilidad en la región”, así lo manifestó Javier Eduardo Martínez, Coordinador del Proyecto de Salud Sexual y Reproductiva, de la Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio.

Algunos de los procesos orientados a la promoción de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, desarrollados en los convenios se denominan: Servicios Amigables en Salud para Jóvenes y Adolescentes, Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía, Gestión Cultural y Formación a Formadores, por medio de los cuales se fortalecen las instituciones locales y redes sociales.

Para Hilda Pacheco, habitante del municipio de Sabana de Torres, el proyecto ECOSER les ha permitido reactivar el comité de Salud Sexual y Reproductiva, reforzándolo con las instituciones educativas y con las veredas aledañas al municipio, “una de las propuestas del plan de acción es poder ir a comunidades como la del Cerrito y poder reunir a comunidades de tres veredas más, dentro de las expectativas es reactivar la Red de Mujeres y la Red de Jóvenes, acompañado con el consejo municipal de juventud, estamos aprovechando al máximo todo lo que nos ha brindado en capacitación y orientación el proyecto”.

Por su parte el proyecto PROAS, era un llamado a gritos que necesitaba la comunidad, “ha sido un proceso activo y dinámico, que ha contado con el respaldo de la población; en las instituciones estamos retrasmitiendo a los estudiante todo lo que aprendimos a través de un proceso de formación básica en Salud Sexual y Reproductiva, podemos decir que los resultados se podrán ver en un futuro, sin embargo hemos comenzado por fomentar el respeto por el propio cuerpo, para evitar los embarazos no deseados, lo que si resaltamos de inmediato es que ha mejorado el trato de los estudiantes hacía los profesores” asegura, Jazmín León, docente de la institución educativa ubicada en el sector de la Martha, zona de influencia de Isagen.

La metodología del encuentro permitió la formulación del plan operativo, para cada uno de los municipios, el cual fue construido por los mismos asistentes; el paso a seguir es garantizar que todo lo planteado allí se cumpla, para ello se creará una mesa de trabajo a nivel municipal que se encargará de monitorear mes a mes los avances de las acciones, relacionadas con la promoción del derecho y la salud sexual y reproductiva; además se contemplan unos próximos encuentros intersectoriales, para reforzar el proceso de cumplimiento; por el momento todo hace parte del resultado de un trabajo que se ha realizado durante el primer semestre, donde se cierra un proceso regional de formación modular y se abren nuevos espacios territoriales para la formación.

En el marco de estos convenio existe el proceso de movilización e investigación denominado “cuerpo como lugar de los derechos”, coordinado por el maestro Carlos Vásquez, donde se enseña a transformar el concepto de cultura, entendido no sólo desde el baile, o en la interpretación de algún instrumento, sino a través del respeto por el propio cuerpo; por eso dentro de la agenda del Encuentro de Formación Intersectorial hubo espacio para el grupo de cultura del Municipio de Puerto Wilches, con la obra de teatro “Itinerancia de una Mariposa”, así como de otros grupos culturales de Simití y Sabana de Torres.