400 Años de la ordenación sacerdotal de San Pedro Claver

Con una celebración especial los feligreses, colaboradores apostólicos, y la comunidad jesuita del Santuario de San Pedro Claver en Cartagena conmemoraron cuatro siglos de la ordenación sacerdotal del santo patrono de la provincia colombiana de la Compañía de Jesús.


La eucaristía conmemorativa se realizó el 19 de marzo, Día de San José, fue presidida por el padre Jorge Camacho S.J., superior de la comunidad y director del Santuario, quien durante su homilía resaltó los valores de la humildad, la justicia y el cuidado de ambos personajes.

En las ofrendas se encomendó a Dios la labor de los jesuitas en Cartagena a través de sus diferentes obras que han resignificado la memoria del santo desde el regreso de los jesuitas a la ciudad después de la expulsión: el Santuario y la Misión de San Pedro Claver, la Parroquia de Santa Rita, el Círculo de Obreros de San Pedro Claver, el Centro de Cultura Afrocaribe, la Casa de Ejercicios Espirituales Villa Claver y los colegios de Fe y Alegría.

Un cuarteto de cuerdas y el coro de la Escuela de Artes Leonardo Da Vinci acompañaron la celebración interpretando música de cámara.

Nuestra Señora del Milagro

Al finalizar la ceremonia, se presentó a los asistentes la Virgen del Milagro, una talla en madera que acompañó la vida sacerdotal de San Pedro Claver.

La imagen pertenecía a una iglesia de Zaragoza (Antioquia) y fue donada al padre Alonso de Sandoval, compañero de Claver, después de una visita a la región. Según la tradición, un rayo quemó su manto durante una fuerte tormenta, pero su figura permaneció intacta. De ahí su invocación.

Aunque la imagen fue de gran devoción para el santo y para el pueblo cartagenero, se perdió hacia 1863 cuando los jesuitas fueron expulsados del país por segunda vez y sus bienes fueron expropiados por orden del presidente Tomás Cipriano de Mosquera. Recientemente fue encontrada en un anticuario de la ciudad y tras verificar sus características y comparar con relatos de la época, se determinó que efectivamente se trataba de Nuestra Señora del Milagro.

San Pedro Claver

Nacido en Verdú (España) en una familia de labradores, Claver sintió desde muy joven el llamado a ser seguidor de Jesús. Por eso ingresó en el noviciado jesuita en Tarragona, el 7 de agosto de 1602, realizó sus votos y comenzó su formación humanístico-filosófica en Gerona y Mallorca. Este tiempo es en el que conoce a San Alonso Rodríguez, quien como amigo y consejero le propuso embarcarse a la misión en América, donde era más urgente la evangelización, destino que es concedido por el P. Provincial en su segundo año de Teología.

Viajó en 1610 rumbo a la Nueva Granada para culminar sus estudios y continuar allí la labor misionera. Se graduó como teólogo en la Universidad Javeriana y luego viajó a Cartagena en 1615, donde fue ordenado sacerdote por el obispo fray Pedro de la Vega O.P. en la catedral de la ciudad. Una vez ahí consagró su vida al servicio de los más necesitados, particularmente al cuidado de los esclavos que llegaban al puerto y eran forzados a trabajar en minas y haciendas, hasta donde llegaba de misión a ofrecer toda su ayuda.

Para ver la galería haga clic aquí.