MAGIS Polonia 2016

Hace poco más de una semana hemos estado viviendo la experiencia de MAGIS 2016, experiencia ignaciana previa a la Jornada Mundial de la Juventud, con cerca de 2000 jóvenes de 50 países. En este tiempo lo más claro que me ha quedado es que el miedo es el principal factor que no nos permite asumir a Dios en la vida. Cuando la alegría está en el corazón, no queda otro camino que vivirla y todos los dolores, sacrificios y batallas dadas para llegar aquí cobran sentido.


La vocación de la vida tiene todos los ingredientes: alegría, sueños, dolor, retos, entrega, trabajo y, sobre todo, un corazón que debe tener fuego para ser capaz de encender otros corazones, creer en la paz y transformar la realidad.

MAGIS no es sólo ser el mejor, no es sólo un encuentro de jóvenes, es la necesidad de entregarlo todo, de no quedarse con nada, de ser movidos a trabajar en red, a romper los propios límites y arriesgarse. Son los jóvenes de la adrenalina, por eso me alegra ver que los jóvenes en Polonia se arriesgan a vivir en su fe sin importar lo que otros digan y desde ahí tener sentido y vivir plenamente.

Si tienes preguntas ven con nosotros que juntos encontraremos respuestas y nuevos interrogantes, ven a vivir dándolo todo, a soñar y transformar este mundo, pues al transformar tu corazón vamos a cambiar un poco el mundo y como lo decimos en MAGIS 2016, si te tomas un café empeñando el corazón ese será el mejor café del mundo. No tengas miedo a invertir el corazón porque hay que darlo todo para vivir feliz.

Para ver la galería haga clic aquí