A propósito de la firma del Acuerdo de Paz en Colombia

Colombia vive uno de los momentos más importantes y trascendentales de su historia. Después de 50 años de conflicto armado, que ha dejado cientos de miles de muertos, millones de desplazados(as) y una sociedad que tristemente se acostumbró a llorar sus muertos(as); el Gobierno nacional, en cabeza del Presidente Juan Manuel Santos y la Guerrilla de las FARC- EP, en cabeza de Rodrigo Londoño Echeverry, firmaron el Acuerdo de Paz que pone fin al conflicto armado y crea las bases sólidas para una “Paz estable y duradera”.


Después de cuatro años de negociaciones, de múltiples ires y venires, de algunos desencuentros y de buscar la mejor salida al conflicto, el equipo negociador por parte del Gobierno y el equipo de las FARC-EP lograron concluir y acordar todos los puntos planteados en la agenda y firmar el Acuerdo final, que establece las obligaciones de las partes, y que se organizó en torno a seis puntos fundamentales: 1) Desarrollo rural e integral, 2) Participación política, 3) Solución al problema de las drogas ilícitas, 4) Justicia hacia las víctimas del conflicto armado, 5) Cese al fuego y de hostilidades bilaterales, 6) Implementación, verificación y refrendación de todo lo acordado.

Para leer el comunicado completo haga clic aquí.