Celebración 50 años CVX: Abiertos a crecer juntos desde Jesús y para el mundo

  •    Marzo 29 de 2017
  •    Esteban M. Herrera, S.J.
  •    Jesuitas
  •    CVX

A propósito de nuestra sentida festividad del Día Mundial de la CVX, este año celebramos el Jubileo de Oro. La CVX regional Santander se preparó para vivir con una misión en el Barrio, Rincón de la Paz, un asentamiento de invasión de la parroquia El Palenque en la periferia de Bucaramanga. Movidos por el Espíritu de Jesús e inspirados por nuestra tradición ignaciana. En consecuencia con la invitación audaz del Papa Francisco la CVX Santander sigue buscando ser, “Fiel al modelo del Maestro, pues es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar al Evangelio, a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo, la alegría no excluye a nadie” (EG, 22, Papa Francisco).


Después, el 25 de marzo pudimos continuar nuestra formación en la perspectiva del Supermercado de la CVX, todo ello a cargo de la comunidad Melodía. Así, pudimos agradecer al buen Dios de la vida tanto bien recibido, sabiéndonos llamados a seguir configurando nuestra vida al modo de proceder y ser de Jesús. La Eucaristía y la celebración posterior estuvieron marcadas por la consolación hondísima de la vocación recibida así como de la gran responsabilidad que tenemos en nuestro mundo roto. A todos los cevequianos nos quedó la moción fundamental de experimentar una fecha tan memorable, como una ocasión para renovarnos interiormente y emprender un tiempo de Gracia que nos ayude a estar más atentos a la voz de Jesús. Por supuesto, que el corazón nos arde pues vemos a Cristo que nos viene al encuentro de los más necesitados, de las pobrezas reales que vive nuestra gente y de los desafíos nunca acabados de la sociedad actual.

“Recordar es un proceso natural que ocurre todo el tiempo. Sin embargo, hay ciertas ocasiones que desencadenan un acto consciente y colectivo de recuerdo. Para nosotros en CVX, una de esas ocasiones fue la reciente celebración de nuestros 450 años como comunidad laica ignaciana. Ahora nos preparamos para celebrar los 50 años de otro hito en 2017. La 4ª Asamblea de la Federación Mundial de Congregaciones Marianas tuvo lugar en Roma en octubre de 1967. En esta Asamblea los delegados aprobaron los Principios Generales y adoptaron el nombre de Comunidad de Vida Cristiana. Esto marcó un paso clave hacia el redescubrimiento de la espiritualidad ignaciana y la afirmación del carácter laico de nuestra comunidad” (Consejo ejecutivo mundial CVX).

Para ver la galería haga clic aquí.