El Papa Francisco en Cartagena

El Papa Francisco orará frente a los restos del santo Pedro Claver. Vendrá a Cartagena el 10 de septiembre de 2017, en una travesía espiritual de ocho horas en la ciudad, que incluirá un recorrido ecológico y ambiental. El tradicional Ángelus de los miércoles en El Vaticano, lo hará desde el santuario de Claver, en Cartagena.


Fue su petición. Allí bajo la luz dorada del atardecer, honrará la memoria espiritual de Claver, y recordará que Cartagena de Indias es la sede de los Derechos Humanos en Colombia, según la Ley 95 de 1985. Muy cerca de la urna donde reposan los restos del santo, el Papa evocará la existencia consagrada de Claver, quien aprendió la lengua africana para poder llegar al corazón de los esclavizados. Con él se inició una larga y desigual batalla por los derechos humanos en la Cartagena colonial.

La ciudad se vestirá de verde con la llegada del Papa Francisco, cuya Carta encíclica “Laudato sí sobre el cuidado de la casa común”, ya está en manos de jóvenes y niños de la comunidad, no solo para ser leído sino para ser sembrado. En cada una de sus palabras inspiradas de este documento trascendental de 187 páginas, escrito el 24 de mayo de 2015, el Papa se refiere al planeta como una casa común en la que todos vivimos y participamos, y cada uno de nosotros impacta positiva o negativamente en su entorno.

Su carta propone una educación y espiritualidad ecológica para reparar los daños humanos a la naturaleza. Advierte que existe una raíz humana en la crisis ecológica y propone una ecología ambiental, económica y social.

“El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado.

La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común”, expresa el Papa Francisco en su encíclica. El Papa Francisco retoma en su escrito, el clamor de los Obispos de Sudáfrica: “Se necesitan los talentos y la implicación de todos para reparar el daño causado por el abuso humano a la creación de Dios”.

Itinerario papal

En su intensa jornada el Papa Francisco iniciará su travesía en la Parroquia de San Francisco, donde bendecirá dos obras sociales de la Arquidiócesis de Cartagena.

Recorrerá la glorieta de Bazurto, hasta el Centro Histórico de la ciudad. Visitará los restos del santo Pedro Claver y realizará el Rezo de la oración del Ángelus en el atrio del Santuario de San Pedro Claver. Bendecirá los enfermos en la iglesia Catedral de Santa Catalina de Alejandría. Bendecirá la Virgen de la Bahía. Celebrará la Eucarística en Contecar. Y finalmente, partirá a Roma.

La Ruta Verde

Primero llegaron las palabras del Papa Francisco, a través de su encíclia que es un llamado a la humanidad sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta.

La Ruta Verde del Papa Francisco, unida a su encíclica, surgió en una tertulia en Bogotá, con el poeta y ensayista William Ospina, el Padre Jorge Camacho Chahín, Sacerdote jesuita que desde hace cuatro años dirige el Santuario de San Pedro Claver en Cartagena, y Fabiola Agudelo Henao, filóloga, ex funcionaria de ACNUR (Organización de Naciones Unidas para refugiados), vinculada como voluntaria al trabajo del Santuario San Pedro Claver. La propuesta resonó en todas las organizaciones ambientalistas y ecológicas de Cartagena, como la Fundación Verde que te quiero verde, el ambientalista Rafael Vergara Navarro, Sociedad de Mejoras Públicas, Casa Taller, Oficina de Turismo de Cartagena. Canal Cartagena, entre otros.

El mapa de esta Ruta Verde busca reforestar con plantas nativas los puntos deteriorados de la ciudad: cerca a la ciénaga, el cerro de la Popa, los parques, barrios. Es una toma de conciencia de los jóvenes cartageneros, a través de un proceso de concientización, sensibilización, y acción. La cartilla ecológica que multiplica el mensaje ecológico del Papa se entregó a 110 escuelas de toda la ciudad y se propuso sembrar 12 mil árboles. La convocatoria se dinamiza por las redes sociales dirigida a toda la ciudadanía no solo a sembrar sino a cuidar.

El planeta amenazado

“Si tenemos en cuenta que el ser humano también es una criatura de este mundo, que tiene derecho a vivir y a ser feliz, y que además tiene una dignidad especialísima, no podemos dejar de considerar los efectos de la degradación ambiental, del actual modelo de desarrollo y de la cultura del descarte en la vida de las personas”, precisa el Papa Francisco en su encíclica.

Epílogo

El Papa Francisco conocerá de cerca el deterioro del cerro de la Popa, contemplará el color de los cuerpos de agua de Cartagena que aún siguen convertidos en depósito de basuras, mirará el panorama de Bazurto y cerrará los ojos para alumbrar su espíritu. Las páginas de su encíclica en las manos de los sembradores serán un soplo de humanidad y sabiduría, en tiempos de calentamiento global y destrucción acelerada del planeta.

Cada daño ambiental según él es un abuso humano a la obra de Dios y a la Creación en general. Su llamado urgente es que “lo importante es el hombre, no las mercancías”. “Su palabra está ya en Cartagena y es como si hubiera llegado el Papa Francisco a través de su espíritu”, dice Fabiola Agudelo Henao. “Su presencia resignifica el legado de Claver, y fortalece la vigencia del espíritu claveriano”.

En la misma plaza donde el santo recibió a los esclavizados, sus sílabas de oro fecundarán flores entre las piedras y jazmines perfumados en el lodo.