Palabras del Director

Queridos jesuitas, amigos y amigas de la Fundación Amar y Servir, reciban un fraternal saludo en este mes de junio.


A lo largo de este mes, somos testigos del homenaje que nuestra sociedad hace a los padres de familia. San José es para nosotros el modelo del padre. En la Fundación nos unirnos no sólo al reconocimiento que hace la sociedad, sino que invitamos a todos nuestros amigos y amigas a detenerse en el significado de tener corazón de padres en medio de las realidades de nuestro mundo.

Durante su pontificado, Francisco nos ha llamado en varias ocasiones a profundizar en el modo de ser y de estar en el mundo de quien es el patrono de la Iglesia universal. San José es el hombre que se abandona y confía en el Señor, que crece con Jesús y que es voz profética en la sociedad. El esposo de María es el hombre soñador, capaz de aceptar tareas difíciles y de llevarlas adelante, en silencio y con fortaleza, para que se realice aquello que Dios quiere se cumpla.

La realidad de nuestro país nos sigue convocando y demanda de nosotros, hombres y mujeres de buena voluntad, la capacidad de soñar el sueño de Dios: la vida en abundancia y en paz para todos los colombianos.

Unámonos, entonces, a la petición del Papa en la fiesta de San José para que el Señor, por intercesión del modelo de papá, “nos dé a todos la capacidad de soñar, porque cuando soñamos con cosas grandes, con cosas bellas, nos acercamos al sueño de Dios, a las cosas que Dios sueña de nosotros”.

Mi saludo de felicitación a todos los padres.

Cordialmente,
Bernardo Botero, S.J.
Director y Representante Legal