Goyo, S.J., 97 años de entrega generosa

El pasado viernes 18 de agosto, Gregorio Arango, S.J. cumplió 97 años de vida. Damos gracias a Dios por la vida, vocación y ministerio de este compañero jesuita, el mayor de nuestra Provincia.


El 18 de agosto de 1920, en Sonsón, Antioquia, nació un niño a quien Darío Arango y Eugenia Henao bautizaron con el nombre de Gregorio. Goyo, como cariñosamente es llamado por los jesuitas colombianos, es conocido por su gran calidez humana y espiritual. Ingresó a la Compañía en 1936, a los quince años, inspirado por el ejemplo de su hermano, monseñor Bernardo Arango Henao, S.J. Fue ordenado sacerdote en 1951 y emitió sus últimos votos en 1981. Desde hace más de tres décadas ha estado presente en el Colegio Santa Luisa, en Bogotá.

Para Beryeny Rodríguez, rectora del Colegio Santa Luisa, "el padre Gregorio es el tronco de un árbol muy grande, nosotros somos apenas sus hojitas. Es la espiritualidad encarnada, es nuestro ejemplo a seguir, es la presencia jesuita en el Colegio".

El pasado viernes, con motivo de su cumpleaños número 97, la comunidad educativa del Colegio Santa Luisa se reunió para dar gracias a Dios por la vida de este jesuita a quien reconocen como el pastor, el amigo y el confidente que les muestra el corazón misericordioso de Dios.

Goyo es un ejemplo vivo de ardiente pasión por el evangelio, de fidelidad al Señor y de servicio a los demás. Nos unimos a la celebración de su cumpleaños número 97 y rogamos a Dios para que, inspirados por este jesuita, nos ayude a ser generosos en nuestro compromiso, sin desfallecer ante las dificultades.