Documento relacionado

Acojamos el mensaje y el testimonio del Papa Francisco en Colombia

El Papa Francisco visita nuestro país para traernos la Buena Noticia de Jesucristo a todos los colombianos.

↓ Descargar

 

 

Acojamos el mensaje y el testimonio del Papa Francisco en Colombia

  •    Septiembre 04 de 2017
  •    Carlos Eduardo Correa, S.J.
  •    Curia Provincial

El Papa Francisco visita nuestro país para traernos la Buena Noticia de Jesucristo a todos los colombianos. Viene movido por Dios para darnos una palabra de aliento, especialmente a los que han sido excluidos, violentados y empobrecidos; para sembrar esperanza en las víctimas del conflicto armado y en las víctimas de un sistema económico, social y político deshumanizante; para invitar a los que han ocasionado tanta barbarie y destrucción humana a que expresen la verdad de lo acontecido y a que contribuyan con la reparación de todos los que han sufrido; para insistirnos en la necesidad de cuidar nuestra casa común; y para alentarnos a vivir la reconciliación, el perdón y la paz.


Su mensaje, lleno de una profunda sabiduría y expresado en forma sencilla y clara, con toda seguridad tocará los corazones de los colombianos para que nos dispongamos a reconocer lo que Dios quiere de nosotros en la construcción de una sociedad que valore y respete la dignidad de cada persona, promueva la realización de los derechos humanos y busque establecer relaciones fraternas en la perspectiva de la inclusión, la equidad, la justicia y la búsqueda del bien común.

Su testimonio, que nace de tener los ojos puestos en Jesucristo pobre, humilde y entregado incondicionalmente al servicio de las personas, es una fuerza de salvación que mueve nuestras vidas para asumir coherentemente el Evangelio, dejando a un lado nuestro propio querer e interés y haciéndonos dóciles para permitir que Dios nos ponga a trabajar como ministros de la reconciliación y de la justicia.

Acoger su mensaje y su testimonio nos llevará, muy seguramente, a sentirnos profundamente cuestionados en lo que somos y hacemos, de tal manera que esto nos lance a generar nuevas dinámicas y procesos de trabajo apostólico que hagan realidad el Reinado de Dios entre nosotros.

El Papa Francisco ha contribuido para que millones de hombres y mujeres en el mundo recuperen el camino del Evangelio, experimentando un aire nuevo que refresca el sentido profundo de sus vidas y motivándolos para hacer un mundo mejor para todos.

Nosotros, que también sentimos el gusto y la alegría de escuchar al Papa Francisco, reconocemos su paso por Colombia como una verdadera gracia de Dios que nos impulsará para trabajar con una mayor dedicación en los procesos de transformación cultural, ambiental, política, social y económica que nuestro país necesita.

Es muy importante que en los días de su visita lo podamos seguir de cerca, estando atentos a todo lo que diga y haga, para reconocer los llamados de Dios en su peregrinación por nuestro país. Sólo teniendo un corazón abierto y bien dispuesto, podremos aprovechar todas sus enseñanzas y su ejemplo para la cualificación de nuestra vida y nuestra misión.

Pidámosle al Señor que con la visita del Papa Francisco se transformen las mentes y los corazones de los colombianos, de tal forma que podamos vivir una sociedad reconciliada y en paz, dejando a un lado todo lo que nos impide crecer como verdaderos Hijos de Dios y hermanos entre nosotros.