Como peregrino de esperanza y de paz, Francisco inició su Viaje a Colombia

  •    Septiembre 06 de 2017
  •    Radio Vaticana
  •    Santa Sede

“Demos el primer paso”, con este lema inició la mañana del primer miércoles de septiembre, el 20° Viaje Apostólico del Papa Francisco a Colombia.


Como es tradicional, en la víspera de su Visita Apostólica a este país sudamericano, el Santo Padre visitó la tarde del martes 5 de septiembre, la Basílica de Santa María La Mayor, para orar ante el ícono de la Virgen, la Salus Populi Romani, y encomendar a la Madre de Dios esta visita pontificia.

En esta quinta peregrinación del Vicario de Cristo a América Latina se espera una extraordinaria participación popular en los encuentros con el Papa. Un Viaje en el que el Obispo de Roma recorrerá 21.178 kilómetros, pronunciará 12 discursos en español y visitará cuatro ciudades: Bogotá, Villa Vicencio, Medellín y Cartagena. Una visita bastante larga, para impulsar los primeros pasos hacia la reconciliación nacional y la paz; donde el Papa Francisco no va como “mediador”, sino – como el mismo dijo en su video mensaje de saludo al pueblo colombiano – “como peregrino de esperanza y de paz, para celebrar con ustedes la fe en nuestro Señor y también para aprender de su caridad y su constancia en busca de la paz y la armonía”.

En los diferentes encuentros programados en tierras colombianas, el Santo Padre tocará los ámbitos más delicados de la realidad de este país, tales como, el encuentro con la población que sufre los estragos de la guerra civil y sus consecuencias de muertes y personas desaparecidas; la guerrilla y las injusticias sociales que han provocado 2 millones de desplazados, familias que han debido abandonar sus casas y sus tierras; la pobreza extrema que la violencia ha generado durante el último medio siglo y como telón de fondo de este Viaje está la grave crisis que afecta a Venezuela. A todos ellos el Papa Francisco llevará una palabra de esperanza, e invitará a dar un primer paso, es decir, “a ser los primeros para amar, para crear puentes, para crear fraternidad”. Dar el primer paso, afirma el Papa, nos anima a salir al encuentro del otro y a extender la mano, y darnos el signo de paz. La paz nos recuerda, agrega el Papa, que todos somos hijos de un mismo Padre que nos ama y nos consuela”.