“Francisco nos dice: pilas, este país está postrado en el pesimismo”

En diálogo con el diario La República, el P. Jorge Humberto Peláez, S.J., rector de la Pontificia Universidad Javeriana habló sobre el significado de la visita del Papa a Colombia.


Al tercer día de visita del Sumo Pontífice al país, el padre Jorge Humberto Peláez, rector de la Pontificia Universidad Javeriana, se unió a la lista de miembros de la comunidad Compañía de Jesús que celebran el paso de Francisco por Colombia. En diálogo con La República, el P. Peláez habló sobre los retos del país en materia de integración y educación, las lecciones del Papa y el rol de los jóvenes.

¿Cuál es la radiografía actual de la Javeriana?

La Universidad tiene dos capítulos en su historia. El primero empieza en 1623 y termina en 1767 cuando los Jesuitas fuimos expulsados de América por el Rey de España; el segundo es el restablecimiento en 1930. Lo más valioso es que nuestra propuesta educativa se nutre de una tradición de más de 450 años, en muchísimos países, formando jóvenes de las tradiciones culturales más diversas, religiosas y políticas. En medio de ese enorme pluralismo hacemos una propuesta de humanismo, justicia, búsqueda de interioridad y convivencia que la hace enormemente atractiva.

¿Cómo ve el panorama religioso del país?

Colombia fue un país tradicionalmente católico y ese catolicismo sociológico marcaba todas las áreas de la vida ciudadana. Luego viene en los años 60 y 70 un proceso de secularización, que es una visión mucho más laica de la sociedad. El punto más débil es que esa transición no la hemos dado bien dada. Teníamos una moral de inspiración católica con la que se podía estar o no de acuerdo, pero funcionaba. Se derrumbó, pero nunca fue reemplazada por una auténtica ética civil o ciudadana, unos valores básicos sobre la diversidad, el respeto a la diferencia, el pluralismo político y la justicia. Y ese es un intento interesante de la constitución de 1991, pero que no ha echado raíces.

Y, ¿de quién es la tarea?

El tema es educación ciudadana. Esto tiene que ser trabajado en la casa, la universidad, los gremios, el sector financiero, que insistan en una visión de valores.

¿Cuál es el aporte de la visita de Francisco?

Estoy absolutamente fascinado con lo que expresa el afiche promocional de la visita. Tiene un mensaje muy potente: es un Papa sonriente, en movimiento, caminando, que nos invita a dar el primer paso. Creo que ese es el gran mensaje, invita a dar el primer paso a un país que está fracturado políticamente, que tiene grandes preocupaciones y dudas sobre el presente y el futuro. Francisco nos dice: Pilas, este país está postrado por el pesimismo. Por eso el mensaje va a tocar a los jóvenes, porque las generaciones mayores están marcadas por el ayer, por lo vivido, por la desesperanza, por toda esta vergüenza que se pone en evidencia con los escándalos de corrupción en los más altos organismos del Estado. El Papa Francisco trae un mensaje de frescura para una generación joven.

Habla de un Papa sonriente, ¿qué más destaca del perfil de Francisco?

El Papa es coherente con lo que ha sido su vida como pastor, untado de pueblo, o como él mismo dice oliendo a oveja, porque ha estado allí con sus comunidades. Ha roto muchos paradigmas y desde el principio invitó a la Iglesia para que esté en salida, que no esté acuartelada, sino que salga al encuentro de los colectivos. Tiene unas imágenes fantásticas, habla de la Iglesia como un hospital de guerra que debe ayudar a atender las urgencias de este mundo contemporáneo y eso es un mensaje tremendamente refrescante porque desburocratiza la Iglesia, la saca de sus seguridades y la lleva a las fronteras.

¿Le criticaría algo?

No. Él se ha ganado muchas críticas por su apertura y su lenguaje directo, eso le ha generado enemigos poderosos dentro de la Iglesia pero si todo el mundo estuviera de acuerdo sería sospechoso. Las críticas de sectores muy tradicionales y burocráticos son el mejor indicador de que lo está haciendo bien.

¿El Papa está dando el paso para repensar la Iglesia?

Sí. Y ese repensarse es volver a la frescura del Evangelio. No es una Iglesia que se repiensa mirando ratings. Francisco no está cumpliendo su deber viendo qué decir para quedar bien. Él está siguiendo una agenda con los valores básicos de la Iglesia el servicio, la sencillez, los pobres y el cuidado de esta casa común.

¿En qué temas debería profundizar el Papa?

El pensamiento teológico de Francisco dice que debemos reconciliarnos. Esa es la palabra. Podemos dar una traducción muy amplia. Significa sanar, curar, remediar, reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestros dolores. Es reconciliarnos con los demás, con la naturaleza y eso nos lleva a reconciliarnos con Dios como padre misericordioso.

¿Cuál es el mensaje de la Javeriana para el Papa?

Bienvenido. Gracias por acompañarnos y por invitarnos a dar un primer paso hacia un futuro de esperanza.

“Declaramos día libre para estar en modo Papa”

El rector de la Universidad Javeriana, una de las instituciones de educación superior que decidió cesar sus actividades académicas durante el segundo día de la visita del Papa Francisco, explicó: “declaramos el día libre de actividades para que toda la Universidad pudiera libremente estar en modo Papa”. En lugar de la agenda académica, la Javeriana estuvo presente sobre la carrera Séptima durante el recorrido del Sumo Pontífice entre la Plaza de Bolívar y el Parque Simón Bolívar, donde cerca de un millón de personas presenciaron la misa campal.

Tomado de: La República.