P. Francisco de Roux, S.J.: la ruta para construir una nueva Colombia

El sacerdote jesuita, reconocido por su trabajo por la construcción de la paz en Colombia, fue uno de los invitados de lujo al XIV Congreso La Investigación en la Pontificia Universidad Javeriana.


La paz y una nueva Colombia. Esos son los dos temas que hoy en día obsesionan al padre Francisco de Roux, jesuita, licenciado en Filosofía y Letras de la Pontificia Universidad Javeriana, doctor en economía y uno de los hombres que ha contribuido con su trabajo y su visión a construir la paz en Colombia: primero, desde la dirección del Cinep; luego, junto a los pobladores del Magdalena Medio, y recientemente, con los excombatientes de un lado y de otro, siempre buscando proyectos que conlleven a la reconciliación. Esa trayectoria le hizo merecedor del Premio Nacional de Paz en 2001.

El pasado miércoles, durante el XIV Congreso La Investigación en la Pontificia Universidad Javeriana, el padre De Roux fue uno de los conferencistas principales. Su charla se centró no solo en el papel que la Academia debe asumir en la nueva etapa de posconflicto, sino en las acciones que la población civil debe emprender para construir una nación sin odios ni temores.

“Es muy importante que encontremos, a través de la universidad, la posibilidad de escapar de las peleas y encontrarnos con el ser humano colombiano, más allá de esas posiciones interpretativas que nos dividieron”, propone el religioso, quien asegura que esa nueva sociedad debe construirse desde el plano democrático, ético y económico.