“Ahora ustedes son agentes de reconciliación”

Dijo el P. Rodolfo Abello, S.J., director del Apostolado Juvenil de la Provincia, a todos los jóvenes que participaron en la Acción Simbólica de cierre del proceso de formación “Del 9 al 9”, que se llevó a cabo en la mañana del pasado viernes 15 de septiembre, en la sede del Colegio Santa Luisa, Bogotá.


La Jornada -marcada por la alegría y un hermoso día soleado- contó con la participación de aproximadamente 220 jóvenes provenientes de los colegios de Fe y Alegría: El Torquigua, Las Mercedes, San Vicente, San Ignacio, San Luis Gonzaga, José María Velas y Soacha para Vivir Mejor. Así como del Santa Luisa y el Mayor de San Bartolomé de la Compañía de Jesús.

Imágenes que plasman la acción al estilo “Del 9 al 9”

Los murales de la reconciliación y la exposición itinerante, fueron algunas de las actividades que se implementaron en el marco de la Acción Simbólica. Según Valentina Quiroz, coordinadora de la Casa Ignaciana de la Juventud: “El acto simbólico tenía como propósito que los jóvenes que participaron de los distintos momentos formativos del proceso compartieran sus experiencias, reflexionaran y encontraran algo en común, aun siendo de diferentes colegios y de zonas distintas de la ciudad”.

El encuentro, marcó el final del proceso que -bajo el lema “Quiéreme bien, herédame la paz”- se extiende del 9 de abril al 9 de septiembre de cada año, con el fin de facilitar un proceso reflexivo de formación, participación y construcción colectiva juvenil en torno a la paz y la reconciliación.

Todo ello ha permitido que los jóvenes puedan empoderarse a través del sentir y el visibilizar lo que implica el ser protagonistas de este momento de la historia nacional.

Dentro de las expresiones artísticas juveniles se destacó, también, la participación del grupo de Break Dance 180° Crew, un colectivo de jóvenes de Soacha -apoyados y acompañados por el SJR Soacha-, que busca a través de la danza expresar su destreza y fuerza creativa en el marco de la construcción de vida, paz y convivencia social.

El Balance

“Del 9 al 9” que - se adelanta en este 2017 por tercer año consecutivo- es una apuesta de la Compañía de Jesús en Colombia a través del proceso de Regionalización, en la que han participado: La Red Juvenil Ignaciana, la Casa de la Juventud, el Movimiento Juvenil Huellas, el SJR Colombia y Comunicaciones Jesuitas Colombia. De igual manera, contó con la colaboración de voluntarios pertenecientes al Movimiento Juvenil Huellas, quienes jugaron un papel fundamental en la ejecución de la metodología en cada institución.

Para el P. Rodolfo Abello, S.J., la iniciativa ha sido muy positiva, primero, porque se ha extendido a otra ciudad (Cartagena) y se han consolidado otros procesos en Bogotá, Bucaramanga, Buenaventura, Cali, Cúcuta y Medellín, entre otras. Segundo, se ha logrado crear una ruta en lo personal, comunitario y ecológico en clave de reconciliación. Tercero, se evidencia la alegría de los jóvenes y del proceso de encontrarse con otros.

Valentina Quiroz, destaca el articulado proceso que se pudo hacer con todas las instituciones en la Región Bogotá. Y explica: “Todos recibieron la misma formación y esto hace que esta acción simbólica sea un momento para unir todos los procesos pastorales de los contextos particulares en los que está cada colegio y además integra toda la metodología que se implementó en el proceso”.

Por su parte, Jaime Arturo Báez, director de Pastoral del Colegio Santa Luisa, afirma que los alumnos que han participado en los talleres de formación se sienten convencidos de que el proyecto quiere contribuir en el mejoramiento de la sociedad y el mundo, y los jóvenes se sienten agentes de los procesos de paz en el colegio y con sus familias. “Para nosotros como Pastoral y como Colegio ha sido un gran apoyo todo este proceso” asegura Jaime Arturo.

Asimismo, para Willi Oquendo, coordinador nacional del Área de Prevención y la Red de Colegios del SJR, con el proceso “Del 9 al 9” se ha hecho un destacado ejercicio de formación con jóvenes y comunidades de algunas zonas Buenaventura, Barrancabermeja, Cúcuta, Nariño y Soacha, donde tiene presencia el SJR Colombia. Y reitera: “Hacemos todo el reconocimiento y exigibilidad de sus derechos, buscamos que se hable de la reconciliación y la paz, de su capacidad de resiliencia, de resistencia y de ser espiritual y políticamente, seres transformadores, con el otro y con la otra”.

La mirada de los protagonistas

Laura Sofía Ballesteros Escorcia, Colegio Santa Luisa

“Nosotros los jóvenes, que somos de la generación del postconflicto, fuimos capaces de apoyar el trabajo por la reconciliación. A pesar de que la mayoría sufrió cosas violentas en su entorno, cada uno en su corazón perdonó y todos fuimos capaces de unirnos y apostarle a la reconciliación. Me comprometo a seguir trabajando por la reconciliación, por una paz para todos, para que nosotros los jóvenes tengamos un futuro mejor”.

Valentina Urrego García, Colegio Fe y Alegría José María Vélaz de Suba

« “Del 9 al 9 es uno de los primeros pasos que tomamos nosotros los jóvenes para empoderarnos, tomar conciencia y empezar a arreglar lo que nos entregaron dañado. Este proceso es solo el comienzo de algo mucho más grande y que nos va a dejar una Colombia nueva, que no sea reconocida por el narcotráfico y violencia sino por ser una Colombia en paz. En el colegio vamos de los micro a lo macro y tenemos un lema que es “Revolution”, pero con amor y con pequeñas acciones hacer grandes cambios.»

La apuesta para el 2018

Para el P. Rodolfo Abello, S.J., lo que se espera con este proceso es seguir apostando por el empoderamiento de los jóvenes en el marco de la paz, por lo que la Congregación General 36 nos invita a que ya no se hable solo de fe y justicia sino también reconciliación. “Seguimos apostando por la reconciliación del país y lo que viene ahora es recoger la información, sintetizarla y darla a conocer para crear una ruta metodológica novedosa que dé continuidad a estos positivos procesos” concluye el P. Abello.