Video relacionado

“El amor ha sido más fuerte que el dolor y que el miedo”: Mensaje de Esperanza

En estos momentos en que los mexicanos estamos pasando por diversas y graves emergencias a causa de los fenómenos naturales, los jesuitas nos unimos a la pena que embarga a las familias que han sufrido la pérdida de seres queridos o de su patrimonio, pero también queremos dar un mensaje de esperanza.

 

“El amor ha sido más fuerte que el dolor y que el miedo”

Ante los recientes desastres naturales que han afectado a miles de personas en México, los jesuitas nos unimos a la pena que embarga a las familias que lamentablemente han perdido a seres queridos y su patrimonio, pero también consideramos que la respuesta de los mexicanos ante la tragedia es un símbolo de esperanza para un mejor futuro en el país.


“El amor ha sido más fuerte que el dolor y que el miedo y eso ha salvado vidas y ahí está también la salvación de este país“, señala el padre Francisco Magaña, provincial de los jesuitas en México, en un mensaje de esperanza dirigido a las mujeres y hombres del país.

Reconoce que hay mucho que hacer en la emergencia, “en la reconstrucción y en la construcción del país que todas y todos necesitamos“, pero también señala el valor de los jóvenes que han mostrado su solidaridad y compromiso con quienes sufren:

“Lo que han vivido estos jóvenes quedará para siempre en sus vidas y seguramente esto les abrirá el horizonte para una organización de la convivencia más humana y justa“.

También hace un llamado para seguir apoyando a los más necesitados: “Los jesuitas y nuestras obras educativas, sociales, parroquias, centros de espiritualidad (por mencionar algunas) están en esta tarea por medio de diferentes acciones. También a través de la Fundación Loyola estamos recibiendo donativos para la reconstrucción en las zonas más necesitadas”.

Contexto

Entre las obras de los jesuitas en México se incluyen las universidades Ibero, en varias partes del país, el ITESO, la universidad jesuita de Guadalajara y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk (ISIA), en Oaxaca. Todas estas unidas mediante el Sistema Universitario Jesuita (SUJ)

También, entre sus obras sociales más conocidas se encuentran el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (CentroProdh?), el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR).

Asimismo los jesuitas cuentan con la Fundación Loyola, la institución que se encarga de recibir donativos deducibles de impuestos y que ahora recauda fondos para ayudar en la reconstrucción de las zonas más afectadas por los terremotos y otros desastres naturales.

Texto completo del video:

Palabras de Esperanza

En estos momentos en que los mexicanos estamos pasando por diversas y graves emergencias a causa de los fenómenos naturales, los jesuitas nos unimos a la pena que embarga a las familias que han sufrido la pérdida de seres queridos o de su patrimonio, pero también queremos dar un mensaje de esperanza.

Estos desastres también han desquebrajado las diferentes caretas que nos ocultan y distancian y han dejado ver lo mejor nuestro.

En estos días han ido quedando al descubierto esas máscaras que nos separan y que pretenden ocultar la fragilidad que nos constituye y nos hermana -máscaras hechas con injusticia, violencia, corrupción y oportunismo- y al mismo tiempo, ha sido evidente el hermanamiento de personas de diferentes clases sociales, procedencias, culturas, naciones.

Especialmente los jóvenes han mostrado su solidaridad y compromiso con quienes sufren. Lo que han vivido estos jóvenes quedará para siempre en sus vidas y seguramente esto les abrirá el horizonte para una organización de la convivencia más humana y justa.

Todavía hay mucho por hacer en la emergencia, en la reconstrucción y en la construcción del país que todas y todos necesitamos. Los jesuitas y nuestras obras educativas, sociales, parroquias, centros de espiritualidad (por mencionar algunas) están en esta tarea por medio de diferentes acciones. También a través de la Fundación Loyola estamos recibiendo donativos para la reconstrucción en las zonas más necesitadas.

Para los creyentes la salvación nos viene por la cruz de Jesús, pero no por el dolor sino porque en su entrega el amor fue más fuerte que el sufrimiento.

Estos días en México todos hemos sido testigos de esto, el amor ha sido más fuerte que el dolor y que el miedo y eso ha salvado vidas y ahí está también la salvación de este país.

Francisco Magaña Aviña

Provincial de los Jesuitas en México

Tomado de: sjmex.org