Francisco nos recordó que Jesús, que es la vid verdadera, nos ha elegido, llamado y convocado a nosotros para que demos frutos y así mismo hoy, en medio de las diversas realidades en las que vivimos, Dios sigue llamando a muchos jóvenes.

 

Documento relacionado

Oremos por las vocaciones jesuitas en la celebración de los Santos y Beatos de la Compañía

El próximo domingo, 5 de noviembre, celebraremos en la universal Compañía a todos nuestros Santos y Beatos y recordamos a tantos jesuitas que han trabajado con Cristo por la salvación de las almas. Invitamos a todos los jesuitas y compañeros apostólicos para que esta semana dediquemos nuestras oraciones a las vocaciones jesuitas.

↓ Descargar

 

 

Oremos por las vocaciones jesuitas en la celebración de los Santos y Beatos de la Compañía

El próximo domingo, 5 de noviembre, celebraremos en la universal Compañía a todos nuestros Santos y Beatos y recordamos a tantos jesuitas que han trabajado con Cristo por la salvación de las almas. Invitamos a todos los jesuitas y compañeros apostólicos para que esta semana dediquemos nuestras oraciones a las vocaciones jesuitas.


La visita del Papa Francisco a Colombia ha llenado a nuestro cuerpo apostólico de gozo y esperanza y nos ha animado y fortalecido para seguir colaborando incansablemente con la Misión de Dios en cada una de las regiones y territorios donde estamos presentes.

En Medellín, durante el encuentro con los religiosos, religiosas, sacerdotes, seminaristas y demás consagrados; Francisco nos recordó que Jesús, que es la vid verdadera, nos ha elegido, llamado y convocado a nosotros para que demos frutos y así mismo hoy, en medio de las diversas realidades en las que vivimos, Dios sigue llamando a muchos jóvenes. Abandonarnos en la idea de que no hay vocaciones de especial consagración es, según nuestro hermano Francisco, “cuento chino” porque Dios sigue llamando.

Es verdad que los números, el cambio de época y la cultura en la que vivimos han hecho mayor la preocupación por la cantidad y calidad de las Vocaciones a la Compañía de Jesús. Sin embargo, el mismo Papa nos ha recordado en muchos momentos que Dios, que no se deja ganar en generosidad y supera nuestras expectativas, hace germinar los frutos de nuestro trabajo más allá de lo que se puede esperar de la eficiencia humana. Esta es la confianza con la que abrimos nuestro corazón a la acción de Espíritu y pedimos con nuestra oración asidua al buen Dios que envíe a nuestra Compañía jóvenes generosos, apasionados y entregados al proyecto del Reino.

Todos nosotros, jesuitas y compañeros apostólicos, estamos invitados a fomentar e inspirar la fecundidad vocacional del cuerpo apostólico de la Compañía y por esta razón queremos invitarlos para que a lo largo de estos días previos a la celebración de la fiesta de todos los Santos y Beatos de la Compañía oremos por las vocaciones, las nuestras y las que han de venir, dejándonos interpelar por las palabras del Papa Francisco y reflictiendo sobre nosotros para sacar provecho.

Que el Señor nos conceda la gracia de hacernos callejeros de la fe, para estar más cerca a los jóvenes y ser testigos de la acción de Dios en sus vidas, y de permanecer en Él para vivir en la alegría de la vocación a la que nos sigue invitando.

Para obtener la Oración por las Vocaciones Jesuitas haga clic en Descargar en el documento relacionado.