En la Claveriada 2017: Cerca de 300 jóvenes colombianos le apuestan a la paz y a la reconciliación

Bajo el lema “Testigos de amistad y reconciliación”, cerca de 300 participantes, en representación de los cientos de jóvenes de las diferentes Obras y regiones donde tiene presencia la Compañía de Jesús, se concentran en Buga, Valle del Cauca, del 3 al 6 de noviembre en la Claveriada 2017.


Claveriada -el encuentro más grande de jóvenes ignacianos colombianos- está inspirada en la entrega generosa e incondicional de San Pedro Claver a favor de los más necesitados y su compromiso con los Derechos Humanos. Su ejemplo nos inspira y nos lanza a servir.

El punto de encuentro es el Instituto Mayor Campesino -IMCA- en Buga. Allí, en medio de talleres, actividades y el encuentro con otros, los participantes se movilizan hacia una experiencia de trabajo en red que promueva la reflexión, la creatividad y el emprendimiento de los jóvenes ignacianos como peregrinos de paz y de esperanza para nuestro país.

El P. Roberto Jaramillo, S.J., presidente de la Conferencia de Provinciales de América Latina y el Caribe (CPAL), al hablar del papel de los jóvenes en el encuentro precisa: “ Los jóvenes de hoy, que en breve serán adultos y luego viejos, tienen no sólo la obligación sino el derecho de ayudarnos a escoger y construir su futuro, eligiendo entre pasar a la historia como aquella generación que corrió el riesgo de no arriesgar nada o aquella que -como dijo Gandhi- hizo el cambio que quería hacer y transformó su familia, su institución, su comunidad, su sociedad, su universidad, su mundo”.

Así mismo, el P. Carlos Eduardo Correa, S.J., Provincial de la Compañía de Jesús en Colombia, considera que es de vital importancia acompañar a los jóvenes de las obras de la Provincia para que comprendan internamente la necesidad de promover la paz y la reconciliación. Y agrega: “Hay que brindarles la posibilidad de que ellos vuelvan a sentir que en Colombia podemos unirnos en un encuentro fraterno como hermanos. Tenemos que tejer de nuevo las relaciones que nos permitan recuperar la alegría y la esperanza, como nos dijo el Papa Francisco”.

Como Compañía de Jesús estamos convencidos de que los jóvenes pueden construir un país donde todos los colombianos tengan las necesidades básicas satisfechas y puedan sentir que la vida vale la pena; por eso, es necesario que estas generaciones fuertes, pujantes y motivadas, sigan trabajando y animando a otras personas, incluso a los mayores, para que esta realidad que soñamos se dé en Colombia de la mejor manera.

Esta segunda versión de la Claveriada se constituye como una apuesta de trabajo conjunto entre la Compañía de Jesús, la Red Juvenil Ignaciana, la Pontificia Universidad Javeriana Cali, el Colegio Berchmans y el Instituto Mayor Campesino.