“La Comisión de la Verdad no está contra nadie”: Francisco de Roux, S.J.

  •    Noviembre 21 de 2017
  •    El Espectador

Así lo dijo el reconocido sacerdote, después de que se realizara la primera reunión de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición.


Con la presencia del alto comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, del ministro de Interior, Guillermo Rivera, y del recién nombrado como presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux, se realizó la primera reunión de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición.

Después de que concluyera este primer encuentro, el padre Francisco de Roux se refirió a la polémica que ha surgido por las críticas, sobre todo de sectores como el uribismo, a esta comisión. Al respecto, de Roux dijo que esta “no es una comisión contra nadie, es por las víctimas. Es una comisión que quiere, a través de las heridas, alcanzar una movilización hacia la compasión, que fue lo que nos aconteció en el país: por qué nos vimos metidos con tantos sufrimientos y cómo podemos salir juntos”.

También reafirmó el carácter extrajudicial de la comisión, y aseguró que busca “la verdad humana, no la verdad jurídica, que está a cargo de la JEP. Trabajamos en una totalidad de la justicia transicional”. Sobre ese primer encuentro, expresó que “es un grupo excelente, absolutamente abierto a la totalidad del deber del país. No es un grupo contra nadie y está muy decidido a poner la vida para que podamos darle un sentido muy profundo a las tareas que tenemos por delante”.

En el encuentro también los comisionados Alejandra Miller, Alejandro Valencia, Alfredo Molano, Lucía González, María Ángela Salazar, Marta Cecilia Ruiz, el mayor Carlos Guillermo Ospina y Saúl Alfonso Franco. La comisión, que tendrá una duración de tres años más seis meses previos de preparación, tiene como objetivos el esclarecimiento de lo ocurrido, el reconocimiento de las víctimas y la promoción de la convivencia en los territorios.

Buscará, además, esclarecer las prácticas que constituyen graves violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario; las responsabilidades colectivas por estas prácticas y hechos; el impacto humano y social del conflicto en la sociedad y en las diferentes poblaciones, así como el impacto del conflicto en el ejercicio de la política y en el funcionamiento de la democracia; el contexto histórico, los orígenes y múltiples causas del conflicto armado, y los factores y condiciones que facilitaron o contribuyeron a la persistencia del conflicto.