El experto responde: escándalos del Vaticano Nuestra pasión es la crisis Padre Carlos Novoa, S.J,

  •    Junio 05 de 2012
  •    El Espectador.com

Artículo del Padre Carlos Novoa, SJ en el espectador


Carlos Novoa, es sacerdote jesuita, doctor en teología y
profesor titular de la Universidad Javeriana.

¿La Iglesia católica vive la peor crisis de su historia?

La Iglesia siempre vive en crisis. El eje de nuestra existencia es la crisis. Nuestra pasión es la crisis. Eclessia Semper reformanda han dicho los santos padres. La palabra crisis significa etimológicamente cambio, transformación. Esa es nuestra decisión desde que inició la comunidad cristiana.

¿La crisis actual está detonada por la pedofilia?

No diría que la pedofilia es la gran crisis. Ha habido casos muy graves pero no son la mayoría de presbiteros los implicados. Los más serios estudios de pedofilia en América y Europa indican que el 80% de casos de pedofilia son cometidos por familiares y el 20% restante corresponde a profesores y amigos. A los religiosos les queda un 8%. La Iglesia no se está acabando y no todos los sacerdotes son pedófilos.

¿Qué ha hecho la Iglesia contra la pedofilia?

En 2000, Juan Pablo II dijo que sobre todo sacerdote pedófilo debe caer el absoluto peso de la ley civil y eclesiástica, destituyó a dos arzobispos de EE.UU., pidió al cardenal Joseph Ratzinger investigar a Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo, y exigió una selección más estricta para ingresar a comunidades religiosas. Benedicto XVI envió una carta a la comunidad católica de Irlanda, censuró a varios obispos y pidió perdón.

¿Qué otros factores marcan la crisis actual ?

Lo dijo Benedicto XVI: a la mujer no le hemos dado en la iglesia el puesto que merece. En la Iglesia hay machismo y tenemos un largo camino que recorrer. También nos falta sintonizarnos con el mundo contemporáneo, las culturas juveniles y los nuevos lenguajes. Otro reto: lograr la globalización de la solidaridad, lo que supone transformar las estructuras económicas, políticas, sociales, culturales.

¿La Iglesia está perdiendo adeptos?

Mientras menos bulto, más claridad. El problema de la Iglesia no son las masas. Se supone que en Colombia, por ejemplo, hay 45 millones de habitantes y 40 millones son católicos, pero es un catolicismo angustiante, que genera un fandango de pobreza, corrupción política y social. Nos rendiría más con 10 millones de católicos de verdad, que vivan el evangelio en profundidad. El tema no es de adeptos, sino de calidad.

Tomado de www.elespectador.com sección Internacional del 29 de mayo de 2012