Los Jesuitas Hermanos de nuestra Provincia

Un Jesuita que elige ser Hermano orienta su existencia a hacer explícita la esencia fundamental de la vida religiosa en la Iglesia: la consagración al Señor y a su causa de por vida. El empeño por encarnar los valores del Evangelio, siguiendo radicalmente al Señor, es el aporte más valioso de esta particular vocación a la Compañía.


Así pues, un Jesuita Hermano asume la misión de la Compañía y contribuye a la realización de la misma mediante el ofrecimiento de sus dones y capacidades para el servicio a Dios y a la humanidad. Esto le permite establecer un vínculo especial con el mundo, se hace cercano y hermano de todos los hombres y mujeres con quienes comparte su vida.

A lo largo de este mes tendremos una entrega semanal en la que los hermanos jesuitas jóvenes de nuestra provincia compartirán con nosotros en torno a su vocación, identidad y misión.

¡Los invitamos a conocer sus testimonios de vida!