25 de mayo, jueves de Oración por las Vocaciones a la Compañía de Jesús

Seguimos en el mes de mayo, que es oportunidad para mirar de nuevo a Nuestra Señora, la Virgen María, para que ella, como pide San Ignacio en los ejercicios, nos ponga con su Hijo. El n. 234 de nuestras Normas Complementarias nos dice: “Tengan todos por muy recomendada la devoción a la B.V. María, a la que la Compañía ha venerado siempre como Madre”. La devoción humilde y sencilla a la Santísima Virgen María (N.C. 146.2) se nos ofrece como ayuda para perseverar en la voluntad de Dios. Que ella, ejemplo de confianza y entrega a los planes de Dios, suscite jóvenes dispuestos a decir: “Hágase en mí según tu palabra”.


Para ver la guía de oración haga clic aquí