las obras de la Compañía de Jesús con presencia en el Magdalena Medio trabajamos por cualificar modelos pedagógicos con enfoque de derechos; fortalecer las capacidades de las mujeres víctimas del conflicto armado para el crecimiento humano, fortalecimiento organizativo y garantía de sus derechos; e incidir para contribuir a transformar las situaciones de conflicto de los niños, niñas, jóvenes, y adolescentes en sus círculos más cercanos.

 

Región Magdalena Medio

En el Magdalena Medio, la educación, las víctimas y los niños, niñas, jóvenes, y adolescentes son nuestra prioridad


La región del Sur de Bolívar vive un contexto caracterizado por la presencia de diversos actores en conflicto. Estuvieron presentes algunos frentes de las FARC-EP. Siguen estando también algunos del ELN. Estas presencias hicieron que los grupos de autodefensas como el Bloque Central Bolívar, tuvieran un centro de operaciones en el Corregimiento de San Blas del Municipio de Simití, desde donde se movilizaban para enfrentarse con la guerrilla y para asesinar campesinos y quemar sus viviendas.

La fuerza económica de la región ha consistido en la siembra de cultivos ilícitos que se ha mantenido simultáneamente con la explotación del oro. De esto han vivido los campesinos, los grupos armados, las grandes compañías mineras, las bandas criminales que extorsionan y hasta miembros de la fuerza pública cuando van a ejercer controles. Las comunidades residentes en la zona, están presionadas por estas bandas criminales que además de extorsionarlos les controlan horarios de movilidad y de comercio, les imponen normas de comportamiento y mantienen controlada y restringida la entrada de personas extrañas.

Se dan también conflictos de tierras entre campesinos que buscan donde asentarse y personas que alegan propiedad de estos terrenos que han abandonado y pretenden recuperarlos, muchas veces de manera violenta, sin seguir un proceso legal que de hecho va a beneficiar a los actuales tenedores.

Desde esta perspectiva, las obras de la Compañía de Jesús con presencia en el Magdalena Medio trabajamos por cualificar modelos pedagógicos con enfoque de derechos; fortalecer las capacidades de las mujeres víctimas del conflicto armado para el crecimiento humano, fortalecimiento organizativo y garantía de sus derechos; e incidir para contribuir a transformar las situaciones de conflicto de los niños, niñas, jóvenes, y adolescentes en sus círculos más cercanos.