En la región Santanderes estamos comprometidos con las poblaciones en situación vulnerable; la niñez y juventud excluida; y la conciencia ecológica y cuidado del ambiente.

 

Región Santanderes

En Santander estamos comprometidos con las poblaciones en situación vulnerable; la niñez y juventud excluida y la conciencia ecológica y cuidado del ambiente.


En el actual contexto colombiano de diálogos que buscan un acuerdo para poner fin al conflicto armado interno, se hace necesario que los ciudadanos asuman conscientemente su responsabilidad en la realización de acciones que posibiliten que la paz sea sostenible y obedezca a un proceso democrático de construcción colectiva, incluyente, respetuosa de los derechos humanos y con justicia social. En los distintos escenarios en los que hace presencia la Compañía de Jesús en la región, se convoca a colaborar con la iglesia, a todos los que promueven el bien y la justicia y a trabajar por la brecha que existe sobre los diferentes niveles de vida entre ricos y pobres.

Para lograr que la paz transite por todo el territorio nacional; por las diferentes expresiones sociales, económicas, políticas, culturales, étnicas; por los diferentes estratos sociales; se requiere crear las condiciones para un escenario de corresponsabilidad con la construcción de sociedad y con la superación de las violencias y las injusticias. Esa corresponsabilidad se materializa cuando hacemos ejercicio de ciudadanía en todas sus dimensiones, nos convertimos en actores sociales y políticos, con capacidad de incidencia a través de la participación democrática.

Actualmente el área metropolitana de Bucaramanga cuenta con 246 asentamientos, conformados por familias víctimas de la violencia estructural; con diferentes causas de desplazamiento y procedentes de diversas regiones del país. Dichos asentamientos se han ubicado en sectores de ribera del río Suratá, río de Oro y otras se han establecido en las laderas erosionadas de la meseta y particularmente en el norte de la ciudad.

En la región Santanderes estamos comprometidos con las poblaciones en situación vulnerable (Desplazados, destechados, madres cabeza de familia); la niñez y juventud excluida (con énfasis en Fe y Alegría); y la conciencia ecológica y cuidado del ambiente (tomando la crisis ecológica como un reto a la fe, en favor de los pobres y como nueva dimensión de nuestra misión).